STREAMING
PRESENTED BY
La Invasora Musica
12:00am
Social

La Reflexión de Hoy: “Nunca salgas enojado de casa”

    NUNCA SALGAS ENOJADO DE CASA

    Una madrugada tocaron a su puerta, para su sorpresa era su esposo. No lo esperaba, ya que como todo conductor tienen su horario Se quedó fría al verlo parado ahí, en la puerta de su casa y en silencio.

    -Y tus cosas?._pregunto aquella mujer.
    -No las traje, solo vine hablar contigo, respondió

    Ella se quedo aun mas fría pues antes habían discutido y llevaban días sin hablarse. Su marido entró, se dirigió al comedor, ahí tomo de las manos a su señora mientras se sentaban en el comedor.

    -Que pasa?
    No pasa nada. Vine a decirte que aunque hemos tenido nuestras diferencias, yo te amo, te llevo en cada momento, te pienso siempre y estos días que hemos estado enojados, te quise llamar mil veces pero fue mas fuerte mi enojo, me quede a medias mientras te escribía un mensaje para saber de ti pero mi orgullo no dejó que terminara de escribir esos mensajes.

    Ella cambio su cara y enterneció su mirada, acaricio su mano y observo que el reloj estaba detenido a las 03:45 am pero no le dió importancia.

    – Yo también te amo y quiero que sepas que mi amor por tí es muy grande pero he dejado que el enojo y el orgullo sean una prioridad. Contestó ella.

    Él continuo diciendo; tú eres lo mas importante que tengo. Se levantó y le dio un tierno beso en la frente y finalizó diciendo: siempre voy a estar contigo pase lo que pase, me doy una ducha porque ya tengo que volver a mi trabajo por un tiempo mas largo.

    Mientras escuchaba el sonido de la ducha, sonó el teléfono lo que le tomó por sopresa por la hora de la llamada.

    -Hola?!. -Busco a la señora Silva Jessica. -Digame ella habla, que se le ofrece?. -Señora le llamo para informarle con todo mi pesar, que lamentablemente su marido tuvo un accidente a las 03:45 am aproximadamente, donde desgraciadamente perdió la vida.

    -Debe de haber un error!!!, mi marido esta en casa, se metió a darse una ducha. -No hay ningún error señora, lamento informarle que sus compañeros de trabajo ya reconocieron el cuerpo y efectivamente es su marido. -Deje le llamo a mi esposo para que desmienta esta confusión.

    Corrió al baño, busco en cada rincón y no lo encontró… un silencio invadió la casa y un escalofrío recorrió su espalda, ahi entendió que sólo vino a despedirse de ella y que ya no volvería.

    Nunca salgas enojado de casa porque puede ser la última vez que veas a la persona que amas…

    Comments